La comunidad de La Marca

LA COMUNIDAD DE LA MARCA

Por: Diona Espinosa Naranjo

Cerca del puerto de La Habana, dicen, existió por los años 50 un lugar donde se hacían tatuajes. Y como ilustrar la piel siempre fue asunto de hombres de mar, estibadores y navegantes resultaban la principal clientela.

Ciertamente, el entorno ha cambiado, aunque aún existan algunas calles de adoquines, casas coloniales y ese olor a polvo viejo y sal que se mezcla ahora con inciensos y aromas de nuevos negocios.

A la Habana Vieja regresan los tatuadores, y los tatuados, esta vez a la Calle Obrapía, # 108 C. Allí radica el estudio-galería de Leo Canosa…(cont)

On Cuba pdf

No Comment

Comments are closed.